lunes, 23 de enero de 2017

EPISODIO PILOTO

El tiempo se dilata en la habitación.
Los jacintos morados caen en el suelo y las orillas están tranquilas.
No hay ya casi historias épicas.
Quién quiere la épica y sus verdades absolutas.
Quién quiere la tragedia si una sitcom puede resolver todas las preguntas.

No hay ya historias que cuenten historias.
Solo queda la metaficción.
Comer-devolver-cagar constantemente
No hay creación en la habitación donde el tiempo se dilata y
la post-modernidad ocupa el espacio de la discusión.

Meta-discurso en pareja.

Suena una canción que no tiene un origen claro
Clio susurra la narración hecha de realidades subjetivas y echa realidades subjetivas.
Clio muere en el silencio
No hay épica,  no hay tragedia, no hay ficción
y no hay tampoco historias.
No hay dolor sino hay recuerdo ahora.

Ahora que los jacintos morados caen al suelo y están tranquilas todas las orillas.

Cualquiera puede ocupar la habitación que dilata el tiempo
y el tiempo es la sangre de la herida no cicatrizada del costado.

No hay promesas de resurrección.
No hay promesas de fama.
La fama es propia de la épica, de la tragedia,
del poema que se cuenta, del que se lee.
Y ésta bien pudiera ser la historia de una pareja
que está en una habitación dilatada por el tiempo
y con dos musas susurrando en sus dos oídos izquierdos
que ya no hay melancolía,
definitivamente.

Un cara sin rostro es la trampa para empezar a contar.
¿Sabes tú cómo es esta historia?
El hilo tejido lo tiene la parca.
Nuestra pareja
está tan desesperada
que provoca la ternura;
pero tú, lector, no tienes ternura.
Y tampoco yo, que soy quien cuenta ahora este cuento.

La pareja que esta en la habitación que dilata el tiempo.
La pareja que tiene dos oídos izquierdos.
La pareja cuyo hilo atesora la parca tiene dentro de sí toda la ternura del mundo.

Es sólo que aún no lo sabe.

Los jacintos morados caen en el suelo y las orillas están, siguen estando tranquilas.

Este es el decorado de la última sitcom de moda.
El decorado de la última comedia de situación que seguro que ya has visto.







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada